Ideas para desarrollar un tema

Temas de desarrollo profesional para profesores

Te fascinan las ideas. ¿Qué es una idea? Una idea es un concepto, la mejor explicación de la mayoría de los acontecimientos. Te encanta descubrir, bajo la compleja superficie, un concepto elegantemente sencillo para explicar por qué las cosas son como son.

Una idea es una conexión. La suya es la clase de mente que siempre está buscando conexiones, y por eso le intriga cuando fenómenos aparentemente dispares pueden estar vinculados por una conexión oscura. Una idea es una nueva perspectiva de los retos conocidos. Te deleitas en tomar el mundo que todos conocemos y darle la vuelta para que podamos verlo desde un ángulo extraño pero extrañamente esclarecedor. Te encantan todas estas ideas porque son profundas, porque son novedosas, porque son clarificadoras, porque son contrarias y porque son extrañas.

Por todas estas razones, recibes una sacudida de energía cada vez que se te ocurre una nueva idea. Otros pueden tacharle de creativo, original, conceptual o incluso inteligente. Tal vez sea todo eso. ¿Quién puede estar seguro? De lo que sí está seguro es de que las ideas son emocionantes. Y la mayoría de los días, esto es suficiente.

Temas universales

Cuando enseñamos a los escritores a escribir una novela o unas memorias, hacemos hincapié en la importancia del tema en el proceso. Las mejores novelas y las memorias que más te cambian la vida son las que te ayudan a descubrir una verdad sobre la condición humana.

En The Art Of Dramatic Writing, Lajos Egri afirma que los personajes bien definidos impulsan las tramas. Hace hincapié en la consistencia del cambio en la vida. Los personajes tienen que adaptarse, evolucionar y “sintetizar” nuevas filosofías. Lo hacen después de enfrentarse a muchos obstáculos abrumadores.

Si entiendes tu trama, los papeles que tus personajes, especialmente el protagonista y el antagonista, desempeñan en la historia, y los efectos que esta trama tendrá en la vida de tus personajes, encontrarás el sentido de tu historia.

Temas de construcción

Cuando los alumnos de la clase de Becca Morris empiezan a escuchar Wonder, de R.J. Palacio, espera con impaciencia el debate que inspirará, con preguntas como ¿Qué significa ser un verdadero amigo?  ¿Cuál es el papel del espectador en las situaciones de acoso escolar? y ¿Podemos saber cómo es una persona sólo con mirarla? anclan la conversación. Son conversaciones como éstas las que facilitan la enseñanza del tema en las artes del lenguaje. Y las respuestas pueden convertir la lectura de un libro en una experiencia que cambie la vida de los jóvenes estudiantes.

“Estudiar temas como la confianza, la integridad y la honestidad”, dice Rachel Claff, directora editorial de la Fundación Grandes Libros, “construye ciudadanos del mundo reflexivos y amigos, el tipo de pensadores que quieres tener en tu aula”.

Cada vez que los alumnos leen, entran en una conversación con el autor sobre lo que importa, dice Jeffrey Wilhelm, distinguido profesor de la Universidad Estatal de Boise y autor de Fresh Takes on Teaching Literary Elements. En el centro de esa conversación, sin embargo, está la comprensión. Para explorar plenamente el tema, los alumnos deben comprender lo que leen y luego extraer ideas del texto. “No se puede pensar con ideas si no se entienden”, dice Wilhelm.

Temas para construir en minecraft

Tómese un momento para pensar en su negocio, no en su lista de tareas, que puede parecer tan larga como un rollo de papel higiénico, sino en cómo desea que sus clientes y la comunidad vean su negocio. La vista debe ser una declaración, verbal o visual, que diga al mundo de qué va su negocio. Lo que hace y lo que representa. Esa declaración es su tema, una piedra angular para crear objetivos y estrategias para que sus sueños se hagan realidad.

Es tan fácil estar abrumado por las exigencias diarias que no tenemos tiempo para ideas tan elevadas como un tema. O estamos tan ocupados tratando de mantenernos en el negocio que es difícil preocuparnos por nuestra imagen y reputación. Pero, mundano o lujoso, su negocio tiene un propósito, una personalidad y una imagen. Es un empresario sabio el que mira en la bola de cristal para ver si su creación florecerá o se marchitará. Contrate un seguro; desarrolle un tema que pueda ser su hoja de ruta hacia su castillo en el cielo. Pregúntese: ¿Puedo identificar las razones por las que los clientes quieren comprarme? ¿Tengo un plan para crear una reputación coherente con mis objetivos? ¿Mi contenido publicitario y mi estrategia fomentarán la imagen que deseo crear? Descubrirá que su tema está en sus respuestas.