Alojar pagina web en servidor propio

Alojar el sitio web localmente

Hoy en día, es fácil para los emprendedores, blogueros y otros autodidactas empezar con su propio sitio web. Con un constructor de sitios web, puedes montar un diseño web basado en una plantilla, incluso si no tienes experiencia previa en diseño web. Y gracias a los servicios de alojamiento integrados o a los proveedores de alojamiento externos, puedes asegurarte de que tu sitio web sea lo suficientemente rápido, con mucho tiempo de actividad, por una cuota mensual mínima.

Pero hay otra opción de alojamiento que la mayoría de la gente no tiene en cuenta porque parece demasiado difícil o una carga excesiva: alojar el sitio web uno mismo. La realidad es que alojar tu propio sitio web es más fácil de lo que imaginas y tiene muchas ventajas que quizá no hayas considerado.

Dicho esto, alojar su propio sitio web no es una opción estrictamente mejor que alojar su sitio con un proveedor en línea. Aunque hay muchas ventajas en este enfoque, también hay que tener en cuenta algunas desventajas:

Si se está preparando para crear o lanzar su próximo sitio web, no descarte inmediatamente la posibilidad de alojarlo usted mismo. Hay retos importantes al hacerlo, como el aumento de los costes y la demanda de mantenimiento continuo, pero también hay beneficios claros que no se pueden obtener de ninguna otra manera, incluyendo un nivel de control sin precedentes. Dedica algún tiempo a probar la configuración de tu propio servidor y comprueba si el autoalojamiento es adecuado para ti.

Cómo alojar un sitio web gratis

La creación de un nuevo sitio web requiere muchas decisiones, y una de las más importantes es el alojamiento. Si es la primera vez que tiene un sitio web, averiguar cómo alojarlo puede resultar confuso y abrumador.

Afortunadamente, una vez que conozca las opciones disponibles, determinar lo que su sitio necesita en términos de alojamiento es bastante sencillo. Conocer los aspectos básicos te permitirá tomar decisiones inteligentes y elegir el tipo de alojamiento que mejor se adapte a ti y a tu público.

Cuando compre, utilice uno de los enlaces de Bluehost en esta página. Al pasar por ellos obtendrás dos cosas: (1) son enlaces de afiliados, lo que significa que recibimos una pequeña comisión después de que compres a través de ellos, (2) se desbloqueará un precio de descuento de $2.75 vs $3.95 con un dominio gratis para ti. No obtendrá este descuento si visita el sitio de Bluehost de cualquier otra manera.

En resumen, el alojamiento web es un servicio que permite publicar su sitio en directo en Internet. Un alojamiento web, también llamado proveedor de servicios de alojamiento, es una empresa que le proporciona las herramientas necesarias para lograrlo.

Hospedar el servidor desde casa

Hoy en día, es fácil para los emprendedores, blogueros y otros autodidactas empezar con su propio sitio web. Con un constructor de sitios web, puedes montar un diseño web basado en una plantilla, incluso si no tienes experiencia previa en diseño web. Y gracias a los servicios de alojamiento integrados o a los proveedores de alojamiento externos, puedes asegurarte de que tu sitio web sea lo suficientemente rápido, con mucho tiempo de actividad, por una cuota mensual mínima.

Pero hay otra opción de alojamiento que la mayoría de la gente no tiene en cuenta porque parece demasiado difícil o una carga demasiado pesada: alojar tu propio sitio web. La realidad es que alojar tu propio sitio web es más fácil de lo que imaginas y tiene muchas ventajas que quizá no hayas considerado.

Dicho esto, alojar su propio sitio web no es una opción estrictamente mejor que alojar su sitio con un proveedor en línea. Aunque hay muchas ventajas en este enfoque, también hay que tener en cuenta algunas desventajas:

Si se está preparando para crear o lanzar su próximo sitio web, no descarte inmediatamente la posibilidad de alojarlo usted mismo. Hay retos importantes al hacerlo, como el aumento de los costes y la demanda de mantenimiento continuo, pero también hay beneficios claros que no se pueden obtener de ninguna otra manera, incluyendo un nivel de control sin precedentes. Dedica algún tiempo a probar la configuración de tu propio servidor y comprueba si el autoalojamiento es adecuado para ti.

Cree su propio servidor web

Parece que hay un servicio para todo, pero a veces se aprende más haciéndolo uno mismo. Si no has disfrutado de los placeres un tanto anacrónicos de manejar tu propio servidor y alojar tu maldito sitio web, ¡pues hoy estás de suerte!

Sí, vamos a tomar un viejo ordenador de algún tipo y convertirlo en un servidor web para alojar todos tus proyectos en casa. Podrías usar una Raspberry Pi -incluso una Zero W- o cualquier cosa que funcione con Linux, pero ten en cuenta que no todas las plataformas informáticas son iguales, como veremos en breve.

Sí, vamos a rodar por nuestra cuenta en esta serie de artículos. Hay muchas partes en movimiento, así que vamos a tener que cubrir mucho material. No te preocupes, no es increíblemente complicado. Y no tienes que hacer las cosas como nosotros decimos. Hay flexibilidad en todo momento y se te anima a forjar tu propio camino. Eso es parte de la diversión.

Nota: En aras del espacio, vamos a omitir algunos de los detalles más básicos, como la instalación de Linux, y nos centraremos en los que tienen mayor impacto en el proyecto. Este artículo da una visión general de alto nivel de lo que se necesita para alojar el sitio web del proyecto en casa. Intencionalmente pasa por alto los detalles más profundos y hace algunas suposiciones necesarias.